EL PECADO DE MURMURAR Y SUS CONSECUENCIAS

Publicado: septiembre 4, 2010 en Uncategorized

NUMERO 12:1 María y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer cusita que había tomado; porque él había tomado mujer cusita.
12:2 Y dijeron: ¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros? Y lo oyó Jehová.
12:3 Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra.
12:4 Luego dijo Jehová a Moisés, a Aarón y a María: Salid vosotros tres al tabernáculo de reunión. Y salieron ellos tres.
12:5 Entonces Jehová descendió en la columna de la nube, y se puso a la puerta del tabernáculo, y llamó a Aarón y a María; y salieron ambos.
12:6 Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él.
12:7 No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa.
12:8 Cara a cara hablaré con él, y claramente, y no por figuras; y verá la apariencia de Jehová. ¿Por qué, pues, no tuvisteis temor de hablar contra mi siervo Moisés?
12:9 Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos; y se fue.
12:10 Y la nube se apartó del tabernáculo, y he aquí que María estaba leprosa como la nieve; y miró Aarón a María, y he aquí que estaba leprosa.
12:11 Y dijo Aarón a Moisés: ¡Ah! señor mío, no pongas ahora sobre nosotros este pecado; porque locamente hemos actuado, y hemos pecado.
12:12 No quede ella ahora como el que nace muerto, que al salir del vientre de su madre, tiene ya medio consumida su carne.
12:13 Entonces Moisés clamó a Jehová, diciendo: Te ruego, oh Dios, que la sanes ahora.
12:14 Respondió Jehová a Moisés: Pues si su padre hubiera escupido en su rostro, ¿no se avergonzaría por siete días? Sea echada fuera del campamento por siete días, y después volverá a la congregación.
12:15 Así María fue echada del campamento siete días; y el pueblo no pasó adelante hasta que se reunió María con ellos.

12:16 Después el pueblo partió de Hazerot, y acamparon en el desierto de Parán.

¿Qué ES LA MURMURACION?

  • Traducción castellana usa la palabra “chismoso”. La palabra hebrea significa “difamador, llevador de cuentos”
  • Hablar entre dientes manifestando queja o disgusto por alguna cosa. También
  • Hablar mal de alguien a sus espaldas:
  • Conversación en perjuicio de un ausente.

-1 La  murmuración es un pecado

“Hermanos, no murmuréis los unos de los otros” (Santiago 4:11).

  • El cristiano que continuamente está murmurando, hablando entre los dientes,
  • La gente que vive Quejándose detrás de la espalda del pastor y de los hermanos,
  • está provocando discordias, disensiones, pleitos, rencillas;  el tal está dando a conocer su escases de poder espiritual, y una vida controlada por los impulsos naturales de la carne.

2 Los creyentes maduros no murmuraran

la madurez no se mide por conocimiento teórico, sino por relación con Dios

“Haced todo sin murmuraciones y contiendas” (Filipenses 2:14).

“…todo hombre sea pronto para oír, tarde para hablar, tardo para airarse…” (Santiago 1:19)

Los creyentes maduros tienen dominio sobre su lengua con la ayuda del Espíritu Santo,

“llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:5).

3. CARACTERISTICAS DE LA MURMURACION

  • La murmuración puede ser sobre un hecho falso entonces recibe el nombre de calumnia. Pero también puede ser sobre un hecho verdadero, entonces se le llama chisme. No se cuestiona si lo que se comunica es cierto o no, sino que el hecho de hablarlo, de comentarlo con otros, se constituye en murmuración y eso es pecado
  • Si hay algo que nos parece mal de parte de alguien, mejor es platicarlo directa y personalmente con esa persona y no comentarlo por otro lado
  • En este caso, si a los hermanos de Moisés les parecía que él se había equivocado al casarse con una madianita, debieron comentarlo con él directamente y los más pronto posible.
  • Y es que la murmuración y el chisme causa muchos estragos. La Biblia dice: “El hombre perverso levanta contienda, Y el chismoso aparta a los mejores amigos”

(Proverbios 16:28).

  • Nuestro Señor llama a los chismosos corruptos: “Todos ellos son muy rebeldes, y andan sembrando calumnias; sean de bronce o de hierro, todos son unos corruptos” (Jeremías 6:28) (N Versión Internacional)
  • Por eso, Dios prohíbe la murmuración dentro de su pueblo: “Haced todas las

cosas sin murmuraciones ni discusiones” (Filipenses 2:14)

4. LA MURMURACIÓN TIENE OTROS MOTIVOS.

ü  Muchas veces los que murmuran quieren aparentar que están preocupados por la

Obra de Dios, por el adelanto de su reino sobre la tierra, pero no siempre es así.

ü  En nuestro pasaje, se echa de ver que los motivos escondidos de María y Aarón al murmurar de Moisés, eran los celos y la envidia

ü  Ellos tenían celos de Moisés, tal vez se preguntaban por qué pareciera que él era el favorito del Señor. También sentían envidia porque Dios lo había escogido para ser el líder y ellos sentían que también tenían derecho, además eran mayores de edad que Moisés, y por si fuera poco, también Dios había hablado al pueblo por medio de ellos.

ü  Dios dice en su palabra que los que murmuran sólo buscan satisfacer sus propios intereses: “Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos…” (Judas 16).

ü

5º LA MURMURACIÓN ATRAE EL CASTIGO DE DIOS.

Podemos dividir la acción de Dios en tres partes: (1) Dios oyó. (2) Dios amonestó. (3) Dios castigó

(1)Primeramente Dios oyó. Los que murmuran, calumnian o chismean deben saber que antes que los escuchen los hombres, primero que nadie, Dios ya lo ha oído

(2) Dios amonestó. El Señor llamó de pronto a los tres hermanos: Moisés, Aarón y

María. El texto hebreo dice: Súbitamente, Nosotros debemos tener cuidado pues no sabemos cuando nos llamará el Señor.

(3) Dios se enojó pues su ira se encendió contra ellos. Los dejó ahí, la nube se apartó del Tabernáculo y enseguida María se volvió leprosa

6. ¿Qué dice la Biblia sobre la murmuración?

*      Los murmuradores tienen una mente reprobada (romanos, 1:28-32)

“Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 1:29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades;1:30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 1:31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; 1:32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican”.

*      Serán destruidos (1 Corintios, 10:10; Salmo, 101:5)

“Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor”. (1 Corintios, 10:10)

“Al que solapadamente infama a su prójimo, yo lo destruiré; No sufriré al de ojos altaneros y de corazón vanidoso “(SALMO 101:5)

*      El que murmura en contra de un hermano murmura en contra de Dios (Santiago, 4:11-12)

“Hermanos, no murmuréis los unos de los otros. El que murmura del hermano y juzga a su hermano, murmura de la ley y juzga a la ley; pero si tú juzgas a la ley, no eres hacedor de la ley, sino juez. 4:12 Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿quién eres para que juzgues a otro?”.

*      La murmuración contrista el Espíritu Santo (Efesios, 4:30-31)

“Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.  4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia”

*      Son insensatos (Tito, 3:2-3)

*      Dios los condena (Levíticos, 19:16)

*      Crean contienda (Proverbios, 26:20)

*      Caerán en juicio (Proverbios, 13:3)

*      Son hipócritas (Santiago, 1:26; Proverbios, 11:9; 2 Timoteo, 3:1-6)

*      Son necios (Proverbios, 10:18)

*      Serán avergonzados (1 Pedro, 3:14-16)

La murmuración, el chisme y la difamación dañan la esencia de una congregación que es la manifestación pura del amor de Dios. Los chismosos quieren la atención sobre ellos y sentirse apreciados, no soportan ver a otros hermanos ser queridos por la congregación porque sienten que le están robando algo que les pertenece.

Su Comportamiento..

ü  Suelen tener apariencia de “santidad”, una santidad que realmente no poseen.

ü  Tienden a ser “amorosos” con los demás, abrazan y besan les dicen a los demás que los aman pero realmente lo que quieren es escuchar que los demás los aman  a ellos.

ü  Tratan de acaparar la atención de los demás Usan el teléfono para informar a otros de los “problemas” de algunos hermanos solo con la intención de que oren por ellos,

ü  así sutilmente esparcen un chisme disfrazado de preocupación espiritual.

ü  Gustan de aconsejar,

ü  se autoproclaman consejeros, de esta manera pueden enterarse de los problemas de los demás.

¿Qué hacemos con ellos?

ü  Ignorarlos, estas personas se alimentan de la atención que reciben, si los ignoramos a la larga desistirán.

ü  Cuando nos quieren hablar de algún hermano dígale que usted va a llamar a esa persona y que los enfrentará, verá que el chismoso le dirá que no, ellos siempre quieren estar en el anonimato.

ü   Si persisten pida una reunión con el pastor y déjele saber quienes son esos chismosos, y esté dispuesto a estar presente en una reunión para desenmascararlos.

Usualmente estas actitudes son las que más crisis causan en la Iglesia, pero hay más, hay personas con conductas difíciles que también forman el ambiente de la congregación, una usualmente tensa.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s